El despertar de la inteligencia gracias a la guitarra

Las guitarras no son solo para cantar en una misa y hacer una oración a fray Leopoldo, sino que se ha demostrado que funcionan de manera excelente al momento de ofrecerle un  mejor futuro intelectual a tu hijo activando su inteligencia para que sus capacidades intelectuales se desarrollen al máximo. 

Recientemente se han realizado estudios en los que se muestra que no solo con la práctica musical sino que también el instrumento en particular, abren el camino a un sinnúmero  beneficios cuando el intelecto de un niño se trata. De esta manera, puede aprender a tocar la guitarra y con ello supone una mejora considerable de las habilidades comunicativas, la conducta y la memoria.

Inteligencia infantil activada a través de la guitarra 

Es conocido en la actualidad que mantener una constante práctica musical beneficia la plasticidad funcional y estructural del cerebro, con lo cual queda demostrado que éste músculo tan poderoso tiene la posibilidad de ser modelado por medio de la experiencia. En esta práctica destacan los instrumentos de cuerda, ya que desarrollan la velocidad y destreza de la motricidad fina para lo que se requiere un verdadero entrenamiento mental.

De manera que la formación musical incrementa la inteligencia, y con ello las habilidades de escritura y la lectura, resultando beneficioso para aquellos niños que son diagnosticados con dislexia o dislalia. Así mismo, las disciplina se desarrolla de la mejor manera y junto a ella los miedos se superan. La afinación y agudeza del oído se incrementan llevando al máximo la seguridad, la concentración,  afianzando las relaciones sociales y la atención en los más pequeños. 

Los especialistas sugieren que los niños deben iniciar su proceso musical llegados los cinco años pues en investigaciones donde participaron niños de seis años, se descubrió que en ellos tiene origen un cambio en su anatomía cerebral mientras duró su asistencia en un lapso de quince meses a las clases de guitarra. 

A través de esta investigación, los expertos pudieron apreciar el incremento de diversas áreas cerebrales que son usadas para trabajar con la música. De igual forma, las regiones cerebrales que presentaban algún tipo de afectación  comenzaron a modificarse poco tiempo después de iniciada tal práctica, convirtiéndose en un dato bastante alentador para el entorno científico.

Beneficios esenciales de una guitarra para un niño

Inicialmente esta práctica fomenta el equilibrio de la autoestima y por ende el de las habilidades sociales, ello sin mencionar que también forja un estado óptimo del ánimo por lo que asumir riesgos ya no desembocara en miedos. Bajo todo este panorama de beneficios no resulta difícil entender por qué los músicos resultan tan interesantes para el común denominador y además se ha empleado de una manera formidable como terapia neuropsicológica.

Y si aún no te has convencido de lo genial que resulta aprender a tocar la guitarra para los niños, dicha práctica los convierte en más metódicos cuidando del más mínimo detalle solo con el objetivo de conseguir siempre mejores objetivos.