Estamos conscientes de que la música no será la cura para una pandemia, pero sí que nos alegra el alma

Aunque el sector musical se está enfrentando a daños incalculables, reconocidos artistas, profesionales anónimos o aficionados, se han ocupado de amenizar las calles vacías y también las redes sociales gracias al poder del pentagrama. Somos testigos cada día de conciertos en terrazas o en los salones de las casas, pues estas son sus nuevas plataformas musicales de promoción, pero más allá de eso, también se comporta como una fuente de optimismo, solidaridad y arte durante este confinamiento.

El COVID-19 y sus virales musicales 

En la actualidad, redes sociales como Youtube e Instagram se han convertido en las principales plataformas que son utilizadas tanto por aficionados, como por músicos a fin de poder expandir sus melodías, ideas y mensajes.

De esta manera, para algún aficionado su éxito le ha llegado por sorpresa, como por ejemplo a Horacio Rodríguez y su familia. Soldador y barbero de origen argentino ha logrado acumular alrededor de 65.000 reproducciones gracias a una canción que fue interpretada por toda su familia desde una humilde casa de Ciudad Oculta.

“A esos héroes que no usan capa, que esconden su identidad con un barbijo y una bata, este mensaje es para ustedes. Yo me quedo en casa, por ustedes”, así puede escucharse en una de las estrofas de la canción. Con ella ha logrado recibir solicitudes desde otros países latinoamericanos a fin de poder utilizar la canción como himno de lucha.

Pero la fama no solo le ha tocado a Rodríguez, sino también a otro buen ejemplo del fenómeno musical viral, a “Stay Thomas”. Se trata de un grupo que está compuesto por un joven trío de músicos barceloneses cuyo origen fue a raíz de una idea espontánea surgida durante el confinamiento donde la terraza fue su escenario acompañados de Instagram y Youtube, y su micrófono. Su tema, el virus desde diferentes géneros que van desde el humor al romance o la ironía.

Comentarios como: “Gracias por poner una gran sonrisa en mis labios en mitad de mi día”, pueden leerse de sus seguidores en su cuenta de Youtube. El grupo nos regala mezclas de reggae, rumba, copla y bossanova que han logrado enganchar sobre todo a los más jóvenes, siendo este presidente uno de los sectores a los que más se hace imperante llegar viendo se trata de la concienciación sobre la crisis.

En las redes se pueden encontrar otras interesantes propuestas musicales de profesionales como Sheila Blanco, quien es una periodista y cantante salmantina con gran dominio de las cuerdas vocales y su imaginación, ella nos ha acercado la historia de los grandes compositores de música clásica a golpe de Youtube.

Pero, estás no solo han sido sus aportaciones al pie del coronavirus ya que son muy diversas, van desde múltiples colaboraciones en iniciativas en línea, como la del Día del Libro, hasta un concierto en directo acompañada del músico Federico Lechner con la idea de amenizar a los sanitarios del hospital de IFEMA (Madrid), siendo este un homenaje a los profesionales. “Queríamos agradar y entretener por un rato a esa gente heroica”, comenta Sheila en sus redes sociales.