Mejora tu conocimiento en inglés de la misma forma que mejoras tocando guitarra

Son muchos los estudios que se han realizado para establecer una conexión entre la música y el lenguaje, de cómo te puede ayudar el uno a aprender el otro de forma práctica y sencilla. Existe una teoría llamada “La música subyace en la adquisición del lenguaje” la misma expone que el lenguaje hablado es un tipo de música especial haciendo referencia directa a que, quienes practican la música no presentan dificultades al entender el lenguaje como un tipo de comunicación. En kids&us, el Inglése Bambini es una de sus herramientas más importantes para el logro de los objetivos, debido a que busca integrar nuevos aspectos para hacer del proceso de aprendizaje el ideal.

Con esta teoría se trata de explicar que no es más fácil aprender un idioma al saber de música, sino que siempre se involucra un grado de musicalidad durante el aprendizaje de un idioma. Los infantes imitan el habla como sonidos, a los que después se les da un significado, por lo que desde un principio están aprendiendo un idioma de manera musical. Si nos guiamos por este estudio, los músicos tienen la ventaja, ya que a lo largo de sus vidas han desarrollado el oído debido a la práctica con instrumentos, por lo que pueden escuchar de una forma diferente las pequeñas variaciones de timbre y tono.

Está habilidad es muy útil cuando se busca aprender lenguajes tonales como el chino, tailandés y maasai, donde el significado de una frase o palabra cambia con la entonación de la  misma y el lugar donde se hace el énfasis. De este modo, el músico puede ir aprendiendo cualquier idioma de forma más sencilla ya que es capaz de percibir las variaciones de forma sencilla. Uno de los problemas más importantes que pueden frustrar a quienes quieren aprender o mejorar un idioma es la pronunciación correcta. Por ejemplo, si estás aprendiendo a tocar guitarra, al principio solo sentirás que haces ruido y a medida que avanzas es que aprendes a tocar notas y acordes.

Para este momento, ya reconocer los sonidos que estás emitiendo por lo que luego empiezas a juntar los sonidos, las notas y consigues tocar una canción, además puedes aprender canciones con diferentes compases y ritmos. Con la pronunciación pasa algo similar, donde no importa cuánto inglés sepas, si no sabes comunicar lo que quieres decir, no tienes una entonación clara y no haces los golpes de voz donde se deben hacer es muy difícil que los demás te entiendan de forma clara y sencilla. Muchas personas se dan cuenta de la importancia de la pronunciación cuando tienen que utilizar el inglés habitualmente o cuando vives en un país donde el inglés es la primera lengua, por lo que es muy importante aprender a pronunciar de forma correcta.

Quienes tienen un buen oído y tocan algún instrumento músical, son capaces de detectar de forma más sencilla los matices de pronunciación, siendo capaces de repetirlos como si fuera su primera lengua. Esto marca la diferencia cuando se encuentran sílabas que dependiendo de su significado pueden pronunciarse de formas distintas haciendo que el estudio de un idioma vaya más allá que simples palabras en la cotidianidad de las personas.

Deja un comentario